DEMENCIA

Es un desorden cerebral que afecta la capacidad de una persona para llevar a cabo sus actividades diarias. La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia en las personas mayores. Involucra las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje.

¿QUÉ ES LA DEMENCIA?
El término “Demencia” es utilizado para describir los síntomas que ocurren cuando el cerebro está afectado por condiciones y enfermedades específicas. Estas incluyen entre otras, la Enfermedad de Alzheimer y la Demencia Cerebrovascular. La Demencia es progresiva, esto significa que los síntomas empeoran gradualmente. La rapidez con la cual la Demencia progresa depende de la causa de la misma y del individuo. Cada persona es única y experimentará la Demencia a su propia manera.

SÍNTOMAS DE LA DEMENCIA
• Pérdida de memoria: por ejemplo: olvidarse el camino de casa al mercado, o estar imposibilitado
para recordar nombres y lugares.
• Cambios en el humor: se deben particularmente a que las partes del cerebro que controlan la emoción son afectadas por la enfermedad. Las personas con Demencia pueden sentirse tristes, temerosas o molestas por lo que les está sucediendo.
• Problemas en la comunicación: declinación de la capacidad para hablar, leer y escribir. En los estadios tardíos de la demencia, la persona afectada tendrá problemas para llevar a cabo las actividades de la vida diaria y será dependiente de otras personas.

¿QUÉ CAUSA DEMENCIA?
Hay varias enfermedades y condiciones que pueden causar Demencia. Estas incluyen:
• Enfermedad de Alzheimer: Es la causa de Demencia más común. Durante el curso de la enfermedad, la química y estructura del cerebro cambia.
• Enfermedad Vascular: El cerebro es alimentado por una red de vasos que le llevan sangre oxigenada y nutrientes. Si el suministro de sangre y oxígeno al cerebro falla, las células cerebrales pueden morir. Los síntomas de Demencia vascular pueden ocurrir ya sea súbitamente, luego de un accidente cerebro vascular mayor, o en un lapso variable de tiempo después de una serie de pequeños accidentes cerebrovasculares.
• Demencia por Cuerpos de Lewy: Esta forma de Demencia es en varios aspectos, similar a la Enfermedad de Alzheimer, pero los síntomas son diferentes si se realiza un examen detallado. Las personas con esta forma de Demencia comúnmente sufren alucinaciones visuales (por ejemplo: ven personas o mascotas sobre la cama, o una silla cuando no hay nada allí). Pueden sufrir caídas sin razón aparente, porque su capacidad para evaluar distancias y realizar acciones precisas y movimientos, aparece perturbada. Pueden desarrollar algunos de los síntomas típicos del Parkinson como ser la lentitud del movimiento, la rigidez y el temblor. Su causa es incierta, y no es aún conocida.
• Demencia Fronto-Temporal (incluyendo la Enfermedad de Pick): En la Demencia Fronto-Temporal, el daño está generalmente localizado en la parte anterior del cerebro. Al principio, la personalidad y la conducta están más afectadas que la memoria.

CAUSAS POCO FRECUENTES DE DEMENCIA
• Parálisis Supranuclear Progresiva
• Síndrome de Korsakoff - Wernicke
• Enfermedad de Binswanger
• SIDA
• Enfermedad de Ceutzfeldt-Jacob (CJD)
Personas con Esclerosis Múltiple, Enfermedad de la Neurona Motora y Enfermedad de Parkinson o Huntington, también pueden desarrollar Demencia.

¿QUIÉN ADQUIERE DEMENCIA?
Tanto hombres como mujeres pueden tener Demencia. Esta afecta principalmente a personas mayores, no obstante, también puede observarse en personas jóvenes. Los científicos están investigando las condiciones genéticas de distintas enfermedades que causan la Demencia. Han observado que en algunos casos las enfermedades que ocasionan la Demencia pueden ser hereditarias.

¿SE PUEDE CURAR LA DEMENCIA?
La mayoría de las formas de Demencia no pueden ser curadas, sin embargo la investigación continúa para encontrar drogas, vacunas y otros tipos de tratamientos que sean efectivos. En años recientes fueron desarrolladas nuevas drogas para mejorar algunos síntomas de la Enfermedad de Alzheimer en sus estadios iniciales y medianos. Estas drogas actúan en el cerebro para mantener la provisión de una importante sustancia llamada acetilcolina. Las principales son Rivastigmina, Donepecilo y Galantamina. Estas drogas no curan la Enfermedad de Alzheimer pero permiten estabilizar y mejorar parcialmente ciertos síntomas por un período limitado de tiempo. Pueden provocar efectos secundarios como: diarrea, nauseas, insomnio, fatiga y pérdida del apetito.

¿CÓMO PUEDO SABER SI TENGO DEMENCIA?
Muchas personas temen tener Demencia, particularmente si piensan que su memoria está empeorando. Estar olvidadizo no implica necesariamente tener Demencia. La pérdida de memoria puede ser un efecto de la edad. Asimismo, puede ser un signo de stress o depresión. En raros casos, los síntomas pueden ser causados por un déficit vitamínico o un tumor cerebral. Si usted está preocupado por si mismo, o por alguien cercano a usted, es necesario que consulte a su médico.

DIAGNÓSTICO DE DEMENCIA
Es muy importante tener un diagnóstico apropiado.
• El diagnóstico adecuado permite distinguir entre aquellas enfermedades con síntomas similares
a los de la Demencia, incluyendo la Depresión.
• Tener un diagnóstico certero implica la posibilidad de prescribir drogas para los estadios iniciales y medianos de la Enfermedad de Alzheimer.
• El diagnóstico adecuado de la causa de la Demencia permite establecer un tratamiento y planificar el futuro. La Demencia puede ser diagnosticada por un médico general o por un médico especialista. El especialista puede ser un geriatra (médico especializado en el cuidado de la vejez), un neurólogo (médico que se concentra en las enfermedades del sistema nervioso), o un psiquiatra (especialista en salud mental). El médico debe llevar a cabo una serie de pruebas que están diseñadas para evaluar las distintas funciones intelectuales (ej.: memoria) y la capacidad para realizar las actividades de la vida diaria.

¿PUEDE PREVENIRSE LA DEMENCIA?
Debido a que por ahora se desconoce la causa de la mayoría de las enfermedades que producen Demencia, todavía no es posible prevenirla. Sin embargo, hay evidencias que sugieren que una dieta y un estilo de vida sanos pueden ayudar a prevenir o retrasar la aparición de la Demencia. No fumar, hacer ejercicio regularmente, evitar comidas grasosas y mantenerse mentalmente activo en la vejez, es beneficioso y puede evitar el desarrollo de una Demencia vascular o de la Enfermedad de Alzheimer.

Fuente: www.fleni.org.ar

Album de Fotos FACEBOOK

“AGRADECEMOS A GUIDO, GUSTAVO, AL CLUB ATLETICO TIGRE Y JUGADORES, POR AYUDARNOS A AYUDAR”