ALZHEIMER

Es la forma más común de demencia en las personas mayores. Es un desorden cerebral que afecta la capacidad de una persona para llevar a cabo las actividades de la vida diaria. Involucra las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje.

¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER?

El neurólogo alemán Alois Alzheimer describió la enfermedad por primera vez como “una enfermedad física que afecta el cerebro. Durante el curso de la misma se desarrollan “placas” y “ovillos” en las estructuras del cerebro, conduciendo a la muerte de las células cerebrales.” También sabemos que las personas con Alzheimer sufren una carencia de algunas sustancias químicas del cerebro involucradas en la transmisión de mensajes dentro del mismo. La demencia tipo Alzheimer es una enfermedad progresiva, esto significa que el cerebro se daña gradualmente. A medida que transcurre la enfermedad, los síntomas son más severos.

SÍNTOMAS
Las personas que se encuentran en la etapa temprana de la enfermedad de Alzheimer pueden experimentar lapsus de memoria y tener problemas para encontrar las palabras adecuadas para expresarse. A medida que la enfermedad progresa ellos pueden:
• Estar confusos y olvidar frecuentemente los nombres de personas, lugares, citas y hechos recientes.
• Experimentar cambios de humor. Pueden sentirse tristes, enojados, asustados o frustrados por
su progresiva pérdida de memoria.
• Ser más introvertidos porque perdieron la confianza en si mismos o tener problemas de comunicación.
A medida que la enfermedad progresa, las personas con Alzheimer necesitan más apoyo de aquellos que los cuidan. Con el tiempo tendrán que solicitar ayuda para realizar prácticamente todas sus actividades diarias.
Aunque existen síntomas comunes de la enfermedad de Alzheimer, es importante recordar que cada persona es única. No hay dos casos de Alzheimer que sean iguales. Cada persona experimentará la enfermedad a su manera.

¿CUÁL ES LA CAUSA DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER?
Hasta ahora no se ha identificado un único factor como causa de la enfermedad de Alzheimer. Probablemente se deba a una combinación de factores como la edad, la herencia genética, los factores ambientales, la dieta y la salud general.
EDAD
La edad continúa siendo el mayor factor de riesgo para la demencia. La demencia afecta a una de cada veinte personas mayores de 65 años y a una de cada cinco personas mayores de 80 años. Pero no esta restringido sólo a personas mayores, sino que los adultos jóvenes también pueden
padecerla.
HERENCIA GENÉTICA
Muchas personas temen poder heredar la enfermedad de Alzheimer. Sabemos que hay algunas familias donde existe una clara herencia de la enfermedad, de una generación a la otra. Se da a menudo en familias donde la enfermedad aparece relativamente temprano. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el efecto de la herencia pareciera ser mínimo, la posibilidad de desarrollar la enfermedad es levemente mayor si hay en la familia algún miembro con Alzheimer. Los científicos actualmente están investigando el mapa genético de la enfermedad de Alzheimer.
FACTORES AMBIENTALES
Los factores ambientales que pueden contribuir al comienzo de la enfermedad todavía no han sido identificados.
OTROS FACTORE S
Debido a alteraciones cromosómicas, las personas con Síndrome de Down que viven hasta los 50 ó 60 años pueden desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Las personas que han tenido severos traumatismos de cráneo parecen tener mayor riesgo de demencia. Las investigaciones han demostrado que las personas que fuman y aquellas que tienen presión sanguínea alta o niveles altos de colesterol, tienen mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

DIAGNÓSTICO
Si usted está preocupado por su salud o la de una persona allegada, es importante que recurra al médico. Un diagnóstico temprano:
• Ayudará a planificar el futuro.
• Hará que el paciente pueda beneficiarse de los tratamientos disponibles.
• Ayudará a identificar fuentes de información y soporte.
No existe una prueba simple para diagnosticar la demencia tipo Alzheimer. El diagnóstico generalmente se realiza a través de la evaluación de las funciones cognitivas y el descarte de otras causas como posibles infecciones, deficiencia de vitaminas, problemas de tiroides, tumores cerebrales, efectos secundarios de medicamentos y depresión.

ESPECIALISTAS
Su médico puede solicitar la ayuda de un especialista para realizar el diagnóstico. Este puede ser un psiquiatra especialista en vejez, un neurólogo, un geriatra, o un psiquiatra general.

EXÁMENES COMPLEMENTARIOS
Al paciente se le realizará:
• Análisis de sangre.
• Examen físico completo.
• Evaluación de la memoria del paciente, inicialmente con preguntas acerca de hechos presentes y acontecimientos del pasado.
• Detallada evaluación de la memoria y otras funciones cognitivas a cargo del psicólogo.
• Tomografía computada y/o resonancia magnética.

TRATAMIENTO
Actualmente no existe una cura para la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, hay un gran número de medicamentos disponibles que pueden mejorar parcialmente los síntomas y retrasar el avance de los mismos en el estadío temprano y medio de la enfermedad. Las personas con Alzheimer carecen de una sustancia química cerebral llamada acetilcolina. Los nuevos medicamentos - Donepecilo, Rivastigmina y Galantamina - actúan para mantener el suministro existente de acetilcolina. Estos medicamentos no curan, pero logran estabilizar algunos de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer por un período limitado de tiempo. Los efectos secundarios pueden incluir diarrea, nauseas, insomnio, fatiga y pérdida del apetito.

Fuente: http://www.fleni.org.ar



Album de Fotos FACEBOOK

“AGRADECEMOS A GUIDO, GUSTAVO, AL CLUB ATLETICO TIGRE Y JUGADORES, POR AYUDARNOS A AYUDAR”